domingo, 2 de agosto de 2015

los babies

hoy os traigo otra de las cosas que conservo a duras penas de la época de mi infancia: los babies.


y digo a duras penas porque con todos los que tuve solamente uno ha sobrevivido al paso del tiempo.

estos muñecos llegaron en los años 90 de la mano de ideal dentro de sobres sorpresa. venían en diferentes posturas y con un trocito de fieltro de diferentes colores en diferentes posiciones, como pañuelo anudado al cuello o como pañal. ya en la época descubriríamos las triquiñuelas de las cosas que venían en forma de sorpresa, ya que los había de diferentes colores: rosita, marrón, pastel, fluorescentes o brillantes. y además había los rarísimos de color negro, y en el catálogo ya te decían que si te salía uno negro lo podías cambiar con tus amigos por unos cuantos de los rosas. el caso era coleccionarlos todos.

yo tuve montones de ellos, y solamente vi de los rositas [como el que hoy os enseño] y los marrones.


me gustaban mucho, recuerdo su característico olor como a goma cuando los sacaba del sobre.

además tenían nombres muy simpáticos, en plan conrado el malvado o enriqueta la rabieta. la mía es isidora la soñadora. y conserva incluso su pañuelo azul al cuello:


y lo cierto es que tienen una cara bonita, para lo sencillos que son. si es que a veces las cosas más sencillas son las más bonitas.

y hasta aquí, porque me hubiese gustado enseñaros más, pero a saber dónde terminaron. como tantas otras cosas, quedarán en mis recuerdos :)

6 comentarios:

  1. Que bebé más bonito,es una pena que no conserves los demás...a mí me encanta conservar todo,por eso hoy casi toda mi colección son realmente cosas de mi infancia.Deberías plantearte intentar conseguir otros de los que tenías por internet,puede que te lleves agradables sorpresas y te traigan muchos recuerdos hermosos.
    besos,Isma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo lo tengo guardado prácticamente todo, lo que me falta es siempre por motivos ajenos a mí [no soy muy fan de tirar nada xD]. estoy planteándome pillar algunos por internet, al menos me queda esa posibilidad. y es que es cierto que estas cosas traen muy buenos recuerdos. besos!

      Eliminar
  2. Hola. te lo vi en flickr y me encantó. Yo no sabía que los vendían en los sobres en la década de los 90. Por lo menos conservas uno. Es precioso. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias! pues sí, menos es nada... tengo uno que recuerda a todos los demás. y aún hoy se pueden conseguir [incluso nuevos en sus sobres] ^_^

      Eliminar
  3. ¡Qué graciosa! No los recuerdo, pero claro tú eres mucho más joven que yo, el caso es que contigo conocemos cincuenta mil cositas preciosas diferentes. ¡Eres única para sorprendernos! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias! eso es lo bueno, con las diferencias generacionales unos aprendemos de otros. besos! ^_^

      Eliminar