domingo, 19 de abril de 2015

los pinypon de mi infancia

hoy os traigo uno de los tesoros que conservo de mi infancia, mis pinypon.

a principios de los años 80 llegaban a nuestras vidas estas pequeñas y sencillas figuras que, a pesar de su simplicidad, aseguraban horas y horas de historias y diversión.

los primeros pinypon compartían el mismo cuerpo y rasgos de la cara, siendo su pelo la única diferencia:


también conservo un set de los años 90, cuando los pinypon evolucionan hacia un mayor detalle. los ojos dejan de ser simples puntos negros, y los cuerpos pasan a tener ropa pintada:


uno de mis primeros sets de pinypon debió de ser el de barquillero [referencia 2240], del que ya solamente conservo al muñeco, la gorra y una paloma. y el otro fue el pinypon con perrito [referencia 2232], del que conservo el muñeco con su perro y la correa.



el coche y la silla de la foto no es de pinypon original, aunque son perfectos para ellos y muy muy parecidos a los originales. esas cosas venían en unas maletitas que había en los años 70/80, que venían con uno o dos muñecos [que no conservo] y con varios accesorios en su interior, entre ellos ese coche y esa silla.

[vía]

lo había en más pequeño, con una ventana solamente, y también en color azul. no recuerdo los muñecos que venían dentro, pero los complementos eran perfectos para mis pinypon:


y ya podéis ver que por aquella época tenía hasta ropa para ponerles de gala [ignoro a qué set corresponde].

este set de los años 80 [referencia 2227] es de los pocos que conservo enteros, aunque a su mando he puesto a los pinypon de los 90, puesto que su atuendo invitaba a ello.



sin embargo esa pareja corresponden a un set de 1991 [referencia 2332] en el que los pinypon se iban de acampada. curiosamente se han perdido las piezas más grandes, y solamente conservo a sus protagonistas, los ciervos, el perro, las flores, las mochilas y el sombrero.


donde la gente ve un tronco de árbol enorme y un poco de musgo yo automáticamente veo un escenario perfecto con aspecto de terreno montañoso:


me sorprende la facilidad con la que a veces se pierden las piezas más grandes, y son las pequeñas las que aguantan el paso del tiempo y las mudanzas. a excepción de la casita maletín, que esa sí que se perdió entera.


los animales eran mis favoritos en prácticamente todos mis juguetes. por eso no es raro que los conserve.


y los animales también fueron teniendo una evolución de sus inicios en adelante:


y hasta aquí mis pinypon de aquella época, entonces jugué muchísimo con ellos y hoy en día disfruto como una niña haciéndoles fotos. creo que son muy fotogénicos:


mi espinita navideña es sin duda alguna la granja de pinypon, la que más me hubiese gustado tener y nunca llegó. aunque quién sabe, porque nunca es tarde.

para terminar os enseño cómo los llevo de un lado a otro, para evitar que se me pierdan y que se estropeen:


por ahí en medio podéis ver a una infiltrada que no pertenece al mundo de los pinypon, de ella os hablaré en la siguiente entrada :)

14 comentarios:

  1. Son geniales, yo también tuve y la casa me lo pasaba pipa jugando ^^

    http://myblythejulyandme.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me pasaba igual, jugué muchísimo con ellos ^_^

      Eliminar
  2. Hola: tuve la casa-maletín rosa... pero es diferente a la tuya. Lamentablemente no conservo nada, sólo un par de los muñecos... Me gustaron tus fotos por el realismo. Coincido contigo en que me pasaba tardes enteras jugando con ellos. Eran muy originales y rompedores para la época... me encantaba cambiarles el pelo... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eran de mis juguetes favoritos, con lo sencillos que eran fueron todo un éxito ^_^

      Eliminar
  3. ¡Qué graciosos, nunca he tenido ninguno! Me alegro de que vivieras buenos momentos con ellos y todavía los conserves. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Oh, qué míticos. Yo no pasé de los primeros, de los básicos del todo...luego ya fui lo suficientemente mayor para Barbie ;) Pero mucho me gustaban...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo llegué a los noventeros, pero recuerdo que jugaba mucho más con los primeros... y por eso de los otros solamente tuve un set ^_^

      Eliminar
  5. Q recuerdos! Yo tb he tenido y me encantaba jugar con mi noria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. traen muy buenos recuerdos estos pequeñines ^_^

      Eliminar
  6. En algunas de mis fotos ya he dejado entrever que los Pin y Pon me siguen gustando muchísimo :D
    Conservo dos parejas de los 80 (dos Pin y dos Pon) y dos parejas de los 90 (dos Pin y dos Pon) y algún animalito, como caballos.
    Mi hermana y yo tuvimos la Casa grande y la conservamos hasta ser casi mayores de edad, luego en una remodelación de la habitación imagino que mi madre la tiró a la basura :( Me gustaría encontrar en algún rastro o mercadillo algo de ropa, porque era un sistema muy curioso aquel que tenían de poner la plaquita con una pegatina del vestido encajada en las ranuras de su cuerpo :D Cuántos vestidos tenía y no sobrevivió ninguno.... Una regadera es algo que también me haría gracia, porque ponía siempre a mis Pin a regar las flores del invernadero en la casa grande!
    No puedo estar más de acuerdo en lo fotogénicos que son je je je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que son geniales! yo quiero tener una pareja de cada época, y me tienta mucho comprarme la granja... por aquello de quitarme la espinita xD
      además es que me encanta hacerles fotos, quedan monísimos con ese colorido que tienen.
      es una pena no poder conservar muchas de las cosas de nuestra infancia, pero al menos aún podemos conseguirlas hoy en día [aunque no sea exactamente lo mismo]. y en los mercadillos se les suele ver... yo al menos casi siempre me he topado con bolsas o cajas llenas de ellos ^_^

      Eliminar
  7. Qué curioso Angela! Aunque a mí me encantan los pinypon actuales porque mi hija (11 años) ha jugado muchíiiiiiiisimo con ellos, estos no los conocía porque me debieron de pillar mayor, y porque -alucina- a mí de pequeña no me gustaba jugar con muñecas casi, y me gustaba mucho más leer!!!
    Lo que tampoco tenía ni idea es que ese maletín era de pinypon, porque lo tenemos. Apareció un día en casa de mi madre (debe de ser de alguna sobrina) y lo traje para mi hija hace unos años. ja, ja, ja, y mira, leyendo tu blog, me entero de su origen.
    Bueno, muy chulos los colores de los pinypon tuyos.....
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mí de pequeña me gustaban poquísimas muñecas, y era de tener como mucho una: una barbie, un nenuco, una barriguitas, alguna otra... y ya. igualito que ahora xD
      lo de la lectura coincido, y en eso sigo igual... soy una ratilla de biblioteca ^_^
      muchas gracias por la visita! ;)

      Eliminar